Todo lo que debes saber sobre la cirugía de glúteos

Después del aumento de busto, la de glúteos es una de las cirugías más populares y solicitadas. Una cirugía de glúteos se puede realizar de dos formas: por implantes o por lipotransferencia.

Lo más importante, como en cualquier cirugía plástica, es acudir a un cirujano plástico certificado por el Consejo Mexicano de Cirugía Estética, Plástica y Reconstructiva (CMCPER) y asegurarte de que al lugar al que acudas encuentres instalaciones confiables y adecuadas.

De los dos tipos de procedimiento antes mencionados, la lipotransferencia consiste en extraer grasa (tejido adiposo) de alguna otra parte del cuerpo en la que exista con abundancia, para colocarlo en la zona de tus glúteos, esta acción, llamada lipoaspiración rara vez presenta complicaciones.

Los implantes de silicona funcionan con una cirugía focalizada, donde se introduce una prótesis redonda o de quarzo en el área glútea. Luego de este procedimiento es importante permanecer bajo monitoreo médico durante 48 horas en las que debes acostarte boca abajo. Este procedimiento presenta los riesgos comunes de cualquier cirugía.

La elección del tipo de procedimiento depende de las condiciones en las que el médico encuentre a su paciente, para analizar si es posible extraer tejido adiposo de otras partes, es decir, si hay suficiente o no. El volumen de los implantes permanece fijo por más tiempo. La grasa, puede perderse entre 30 y 40% en el cambio.

Es importante tener expectativas realistas sobre los resultados y darle a la piel de los glúteos el tratamiento adecuado. Recomendamos los productos dermatológicos de Medicalia, que cuentan con la línea post operatoria Medi-Heal que acelera el proceso de recuperación después de cirugía y la apariencia de las cicatrices.

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados