La forma efectiva de cuidarte después de la liposucción

Consigue los resultados que tanto deseas con estos tips

La liposucción es una cirugía en la que se extrae grasa localizada del cuerpo. Después de este procedimiento, los cuidados post operatorios son de gran importancia para mantener los resultados deseados. Un peso estable, comer saludable y sobre todo, ejercitarte constantemente son indispensables. 

La también llamada lipoescultura puede realizarse en lugares como: mejillas, cuello, pecho, abdomen, piernas, caderas, rodillas y tobillos. Realizar esta operación es una excelente forma de iniciar un cambio de hábitos, ya que, aunque la grasa extraída no regresa, aquella que no fue removida podría almacenarse en otras partes si se consumen muchas más calorías de las que se queman durante el día. Por lo cual una dieta saludable es básica para mantener los resultados de la operación.

Uno de los cuidados imprescindibles tras ‘la lipo’ es el uso de una faja de compresión, que se utiliza las primeras 3 semanas después de la cirugía y que no debe ser removida más que para las correspondientes acciones de higiene y la cuarta semana en la que generalmente se usa solo por la noche, según sea la recomendación médica. No debes dejar de usar la faja hasta que tengas la autorización de tu cirujano. 

Las fajas de Marena son la mejor opción en el mercado, pues ayudan en el control del dolor e hinchazón, sirven para hacer más cómodo el proceso de recuperación y además, ayudan a tener mejores resultados.

Los efectos de las fajas son:

  • Permitir una mejor cicatrización tras el proceso de extracción de grasa
  • Prevenir la acumulación de líquidos en espacios anatómicos, o los llamados seromas
  • Disminuir las molestias postoperatorias
  • Moldear piernas y caderas, lo que te proporciona un mejor resultado estético

Ten en cuenta que dependiendo del lugar en el que se realice la operación es posible adecuar los cuidados. No dudes en usar productos complementarios como los de Biodermis, tecnología para combatir las cicatrices. Epifoam es un complemento para las atenciones de esta operación, una lámina de poliutretano que con su superficie de gel se adhiere suavemente a tu piel, evitando el roce en la zona de incisión, mientras su lado con silicón médico trabaja en la restauración de la piel y la reducción de la apariencia de las cicatrices.

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados